MANIFIESTOS PEDAGÓGICOS

Cómo hacemos para poder continuar con lo que se abrió... para no calmarnos, para habilitar y no ceder este punto salvaje que nos mejora el funcionamiento de los sentidos. 
Cómo hacemos para no juzgar, o sea para no querer calmar a otros.
Por extraño que parezca, esta zona conoce muy bien la medida justa de las cosas, las proporciones y el sentido armónico. Es capaz de observar finamente y proponer repartijas para que el momento se equilibre. Esto se llama un clown.


DFJksgjhsKGHfg
(detrás de la incoherencia mora el sentido)


“Necesitamos construir un clown que hable al presente, que no sea solo una colección de sketches, sino un arquetipo que revele la esencia de la actuación. Este es un clown que nos brinda un amplio sentido de lo divino en cada uno de nosotros, que celebra nuestra humanidad, nuestro salvajismo y los momentos en que podemos tocar a cada uno en un momento risa”. Sue Morrison